Bienvenido

La Dorreguita te ofrece el marco perfecto para olvidarte del reloj; donde podés pedir el desayuno a la hora que quieras; armar y preparar tu propio menú si así lo deseás; disfrutar de un picnic a orillas del Río Samborombón a sólo 150 metros de la posada; contemplar el amanecer con un mate o un café recién hechos; dar una vuelta a caballo o hacer largas caminatas; donde tengas la opción de comer sano; de hacer tu propio asado; donde simplemente te animes a hacer nada y disfrutes de una casa en el campo sintiendo como si estuvieras en tu propia casa.